Press Releases
Press Releases

The Carter Center Election Observation Mission Nicaragua 2006
Post-Election Statement
 
(Spanish and English)
 
7 NOV 2006

FOR IMMEDIATE RELEASE

CONTACT:
In Managua: Deborah Hakes, 505-660-4996

 
Once again we wish to thank the Supreme Electoral Council and the government of Nicaragua for their kind invitations to observe the 2006 election process. This is the 4th national election The Carter Center has observed in Nicaragua since 1990, and each experience brings fresh lessons.
 
Overall, we found the election climate to be competitive and the election administration to be adequate, with significant improvements over past electoral processes.  Nicaraguan democracy has evolved from a decade of revolutionary civil conflict to an emerging democracy swinging between an extreme party fragmentation in  1996  to a restrictive two-party dominant system prior to the 2001 elections.  The 2006 elections had five political parties competing energetically in a campaign free of violence.  The military and police played a positive and non-partisan role supporting the elections.
 
Nevertheless, the electoral process needs further improvement in the future.  Leading into the elections, we had long-term concerns about the civil registry and the adequacy of the national voters' list. These are issues that need to be addressed after the current election process concludes and we hope the Nicaraguan authorities will address them. We were also concerned initially about the possible disqualification of political candidates, and have been pleased to note that this did not occur.
 
In the week leading up to the election, we voiced concern about reports of political bias in the distribution of voting documents, including cedulas and documentos supletorios. Both The Carter Center and other international and domestic observers have noted evidence of this phenomenon in several places in the country.  A number of voting documents were not delivered prior to election day, possibly denying some citizens the opportunity to vote. 
 
Importantly, despite these and other concerns, five presidential candidates went forward with the election, all persuaded that they stood a chance of winning under the current rules and conditions.
 
The CSE announced results as of late Nov. 6 for 61 percent of polling sites (JRV's). The results for the presidential race show FSLN candidate Daniel Ortega leading with 38.59 percent of the vote, followed by Eduardo Montealegre with 30.94 percent and Jose Rizo with 22.83 percent. These are preliminary, not final results and are subject to change.  In addition the country elected a new National Assembly, which will be vitally important given the role the legislature will play under the constitutional reforms to go into effect in January. We intend to follow the vote reporting process through to the end in these legislative contests.
 
Yesterday our 62 observers visited 412 JRV's, reporting very few significant problems either in the opening, the voting process, or the closing and vote count. Almost all JRV's had the materials they needed and the voting proceeded calmly and for the most part without interruption. Very few citizens who came to vote were unable to do so. Party pollwatchers from at least three parties were present at more than 96% of the tables we visited and these pollwatchers all received copies of the tally sheets. Roughly half of the second members of the JRV's we visited were nominated by the ALN, with the remainder divided between the MRS and the Alternative for Change. Together the findings on party pollwatchers and second members suggest that a mix of parties was able to organize effectively.
 
Official figures from the CSE indicate a low number of challenges to the vote tallies, which coincides with our delegation's findings of few significant irregularities. Our observers will remain in Nicaragua this week to follow up on the resolution of challenges to the vote tallies and the results of legislative races.
 
We note that once again ET has done a timely quick count whose results closely match those presented by the CSE so far and we congratulate them on their success in this endeavor.  They and other civil society organizations, such as IPADE, Movimiento por Nicaragua, and Hagamos Democracia worked tirelessly to ensure a good process.
 
Although no candidate has claimed victory, we were concerned about premature victory celebration on the part of one party.  We note with satisfaction that early reactions did not damage the process.  Official results will be known only after several days when the tally sheet processing is completed. We note that challenges and complaints (impugnaciones y recursos) must also be considered.
 
We hope for reconciliation among the contending forces and we urge the future president-elect to reach out to the other parties and candidates.  We have met with the four major presidential candidates last night and this morning. Although there are still  some questions to be resolved concerning the vote and count, all indicated they could dialogue with their former adversaries in a search for healing  in this divided country. 
 
We want to thank the OAS and EU for excellent cooperation throughout, and their representatives in the field for the mutual support we have offered and received. Our observers have also cooperated closely with our national observer counterparts whose willingness to remain throughout the day in their assigned JRV's offers an additional safeguard that international observers are too few in number to provide.
 
All the candidates recognize the new political reality in the make-up of the National Assembly. After a competitive campaign, there is an opportunity to work together to deepen trust in political institutions and processes. We urge the newly-elected National Assembly to modernize the political institutions including the Supreme Electoral Council. We encourage the approval and the implementation of an Access to Information Law. These steps will enhance greater transparency, professionalism and citizen confidence.
 
As he completes his term in office, we congratulate President Bolaños for his consistent support for democracy and transparency. 
 
Finally, we thank the Nicaraguan people for providing us with the information and cooperation needed to successfully carry out our observation mission.
 

####

The Carter Center was founded in 1982 by former U.S. President Jimmy Carter and his wife, Rosalynn, in partnership with Emory University, to advance peace and health worldwide. A not-for-profit, nongovernmental organization, the Center has helped to improve life for people in more than 65 countries by resolving conflicts; advancing democracy, human rights, and economic opportunity; preventing diseases; improving mental health care; and teaching farmers to increase crop production. To learn more about The Carter Center, please visit www.cartercenter.org





Mision de Observación Electoral del Centro Carter
Declaracion Postelectoral Nicaragua


7 DE NOVIEMBRE DE 2006

PARA COMUNICACIÓN INMEDIATA

CONTACTOS:
Deborah Hakes, 505-660-4996 (para los medios en inglés)
Sarah Moros, 505-404-1231 (para los medios en español)



Una vez más queremos agradecer al Consejo Supremo Electoral y al Gobierno de Nicaragua por sus amables invitaciones para que viniésemos a observar el proceso electoral del año 2006. Esta es la cuarta elección nacional que el Centro Carter ha observado en Nicaragua desde 1990 y cada experiencia trae consigo nuevas lecciones.

Por lo general, encontramos que el clima electoral fue competitivo y la administración de las elecciones adecuada, con algunas mejoras significativas en relación con los procesos electorales pasados. La democracia en Nicaragua se ha venido desarrollando de una década de conflicto civil revolucionario hacia una democracia emergente que ha experimentado desde una fragmentación extrema de los partidos en las elecciones de 1996 hasta un restrictivo sistema bipartidista, como fue el que prevaleció antes de las elecciones de 2001. En las elecciones recién celebradas hubo cinco partidos políticos que competieron vigorosamente en una campaña libre de violencia. El ejército y la policía jugaron un rol positivo y no partidario en el apoyo que brindaron a las elecciones.

Sin embargo, el proceso electoral necesita mejorar todavía más en el futuro. Entrando a las elecciones teníamos preocupaciones de largo plazo acerca del registro civil y el estado  del padrón electoral. Estos son asuntos que deben ser tratados después de que concluya el proceso actual y esperamos que las autoridades nicaragüenses hagan lo debido. Asimismo, estábamos preocupados inicialmente por la posible impugnación de algunos candidatos y nos complace hacer notar que esto no ocurrió.

Durante la semana previa a las elecciones expresamos nuestra preocupación acerca de los informes según los cuales había un sesgo político en la distribución de las cédulas y los documentos supletorios. Tanto el Centro Carter como otros observadores nacionales e internacionales han notado evidencia de este fenómeno en varios lugares del país. Una  cantidad de documentos de votación no fueron entregados antes del día de las elecciones, lo cual posiblemente impidió a algunos ciudadanos y ciudadanas la oportunidad de votar. 

Significativamente, a pesar de esta y otras preocupaciones, cinco candidatos presidenciales participaron de la elección, todos ellos persuadidos de que tenían la oportunidad de ganar bajo las actuales reglas y condiciones.

Al atardecer del día 6 de noviembre el CSE ha anunciado resultados para un 61% de las JRV. Los resultados para la contienda presidencial muestran al candidato del FSLN Daniel Ortega en primer lugar con un 38,59% del voto, seguido por el candidato de la ALN Eduardo Montealegre con 30,94% y el candidato del PLC José Rizo con 22,83%. Estos no son resultados finales, sino preliminares y están sujetos a cambios. Además, el país ha elegido a una nueva Asamblea Nacional, la que será de vital importancia, dado el rol que jugará la legislatura bajo las reformas constitucionales que entrarán en vigencia en enero. Tenemos la intención de darle seguimiento al proceso de votación hasta el final de estas contiendas legislativas.

Ayer 62 de nuestros observadores visitaron 412 juntas y reportaron muy pocos problemas significativos, ya sea en su apertura, el proceso de votación, el cierre y el escrutinio de los votos. Casi todas las JRV tenían los materiales que necesitaban y la votación procedió con tranquilidad y por lo general sin mayor interrupción. Muy pocos ciudadanos que llegaron a votar no lo pudieron hacer. Estuvieron presentes fiscales de por lo menos tres partidos en más de un 96% de las mesas que visitamos y todos estos fiscales recibieron copias de las actas de escrutinio. Aproximadamente la mitad de los segundos miembros de las JRV que visitamos habían sido nombrados por la ALN, con el restante divididos entre el MRS y Alternativa por el Cambio. En su conjunto, los hallazgos acerca de los fiscales y segundos miembros sugieren que un grupo mixto de representantes de los diferentes partidos fue capaz de organizarse con eficacia.

Las cifras oficiales del CSE indican que hubo un bajo número de impugnaciones, lo cual coincide con los hallazgos de nuestra delegación de que fueron pocas las irregularidades significativas. Nuestros observadores permanecerán en Nicaragua esta semana para darle  seguimiento a la resolución de estas impugnaciones y a los resultados de las contiendas legislativas.

Queremos señalar que una vez más el grupo cívico Ética y Transparencia ha realizado un oportuno conteo rápido cuyos resultados compaginan de cerca con los que ha presentado  el CSE hasta el momento, y le felicitamos por su éxito en este esfuerzo. Ellos y otras organizaciones de la sociedad civil, tales como el IPADE, el Movimiento por Nicaragua y Hagamos Democracia trabajaron sin descanso para garantizar un buen proceso.

Aunque ningún candidato se ha proclamado ganador, estábamos preocupados por una posible celebración prematura de parte de algún partido. Hacemos notar con satisfacción que las reacciones tempranas no dañaron el proceso. Los resultados oficiales se darán a conocer en algunos días más, cuando concluya el procesamiento de las actas de escrutinio. Queremos apuntar que también habrá que considerar las impugnaciones y los recursos.  

Esperamos que haya una reconciliación entre las fuerzas en contienda e instamos al futuro presidente electo a extender la mano a los otros partidos y candidatos. Ayer por la noche y hoy por la mañana nos hemos reunido con los cuatro principales contendientes a la presidencia. Aunque todavía hay algunos asuntos por resolver en relación con la votación y el conteo, todos han indicado que podrán entablar un diálogo con sus antiguos adversarios en la búsqueda de sanar las fracturas en este dividido país. 

Quisiéramos agradecer a la OEA y a la UE por su excelente cooperación en todo el proceso, así como a sus representantes en el territorio por el apoyo mutuo que hemos recibido y ofrecido. Asimismo nuestros observadores han cooperado estrechamente con nuestras contrapartes, los observadores nacionales, cuya voluntad de permanecer por todo el día en las juntas a las que fueron asignados ofrece una salvaguardia adicional que los observadores internacionales no pueden garantizar por ser demasiado pocos numéricamente.

Todos los candidatos reconocen la nueva realidad política en la composición de la Asamblea Nacional. Luego de una campaña competitiva existe una oportunidad de trabajar juntos para profundizar la confianza en las instituciones y los procesos políticos. Instamos a la recién electa Asamblea Nacional a modernizar las instituciones políticas, incluyendo al Consejo Supremo Electoral. Alentamos la aprobación y ejecución de una Ley de Acceso a la Información. Estos pasos fortalecerán una mayor transparencia, profesionalismo y confianza ciudadana.

Al concluir su período presidencial, felicitamos al Presidente Bolaños por su consistente apoyo a la democracia y la transparencia.

Finalmente, le agradecemos al pueblo de Nicaragua por brindarnos la información y la cooperación necesaria para realizar exitosamente nuestra misión de observación.
 



####


El Centro Carter fue fundado en 1982 por el ex Presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter y su esposa, Rosalynn, en colaboración con la Universidad de Emory, para avanzar la paz y la salud mundial. Una organización sin fines de lucro y no gubernamental, el Centro Carter ha ayudado a mejorar la vida para personas en más de 65 países a través de resolviendo conflictos; avanzando la democracia, los derechos humanos, y oportunidades económicas; previniendo enfermedades; mejorando la asistencia de salud menta; y enseñando a los campesinos como aumentar el cosecho. Para conseguir más información sobre el Centro Carter, visite www.cartercenter.org